Un niño enfermo tiene una crisis: un transeúnte atento y altruista se acuesta a su lado

Vibras Positivas

Si alguna vez alguien se encuentra en una situación difícil en la calle, afortunadamente, habrá personas de buen corazón que vendrán en su ayuda.

La bondad y la caridad son algunas de las mejores cualidades humanas. Ayudar no solo a los seres queridos, sino también a los desconocidos, incluso con un pequeño gesto, es un acto de generosidad.

Una joven llamada Natalie Fernando paseaba con su hijo de cinco años cerca del mar. El pequeño Rudy, que era autista, de repente tuvo una crisis.

Los episodios como este suceden con frecuencia y el niño se vuelve agresivo y comienza a llorar. Esta vez, Rudy se tumbó en el suelo y empezó a gritar. Afrontar su comportamiento no era fácil para la madre.

Los transeúntes no querían notar la escena con el niño o pensaban que era simplemente un capricho. Pero un amable desconocido y altruista llamado Ian se acercó y le preguntó a Natalie si todo estaba bien al enterarse de la situación.

Al comprender de qué se trataba, Ian se tumbó junto al niño para calmarlo. Durante casi una hora, el hombre se quedó junto al niño y lo tranquilizó. Afortunadamente, logró persuadirlo para que se levantara y caminara.

La madre de Rudy publicó en Facebook sobre este incidente y el hombre altruista que se quedó con el niño, calmándolo pacientemente. Natalie también pidió a los usuarios que tuvieran la amabilidad de ayudar a los padres que se encuentran en la misma situación que ella.

Calificar artículo
El Lindo Rincón
Añadir un comentario