Inga, nacida sin brazos, toca el violonchelo con los pies, come con palillos, conduce un coche

Noticias Diarias

Inga Petri, de 20 años de Atlanta, nació sin manos y realiza las tareas diarias con sus pies y come con palillos utilizando los dedos de los pies. La chica no usa prótesis porque puede cocinar, comer, vestirse y maquillarse hábilmente con sus piernas.

La chica nació en Novosibirsk, Rusia, con displasia de las extremidades superiores. Más tarde, cuando Inga tenía dos años y medio, fue adoptada por una pareja estadounidense, Daniel y Jennifer Petri.

Con la ayuda de sus amorosos padres, comenzó a usar sus pies para aprovechar al máximo la vida. “Uso mis pies para escribir y teclear, los uso para comer, para cocinar”, explica la estudiante de derecho.

“Tengo amigos maravillosos y un novio fantástico que me apoya cuando no puedo manejarme sola.”

“Tengo prótesis y las aprecio, pero no se ajustan muy bien. Estoy bien sin ellas”, explica Inga.

Su padre, Daniel, es un contable de 46 años y su madre, Jennifer, es una música de 47 años. Criaron a Inga en Lancaster, Pensilvania, EE. UU. Están convencidos de que la discapacidad de su hija no la limita.

“Mi mamá era profesora de música. Ella me enseñó a tocar el violonchelo con los pies. Solo he conocido una vida sin manos, nada más.

Siento que para lograr lo que quiero, realmente tengo que trabajar muy duro. He decidido vivir en Nueva York, probablemente no sea la ciudad más fácil, especialmente para alguien sin manos.”

Inga espera convertirse en abogada y planea lograrlo algún día. Su discapacidad no ha afectado su vida personal. Actualmente, tiene una relación amorosa con Joseph Makuga, un chico de 22 años.

Han estado juntos durante 18 meses.

“Podría pasar el resto de mi vida llorando por mi discapacidad, pero lo superé rápidamente.”

Inga también está interesada en el modelaje y cree que las sesiones de fotos y los desfiles de moda deberían ser más variados.

Calificar artículo
El Lindo Rincón
Añadir un comentario