Una historia muy conmovedora sobre el rescate de un perro: una maravillosa historia de amistad

Interesante

Este caso ocurrió en España.

La pequeña perrita tenía solo 10 meses cuando llegó al refugio en una condición terrible.

Estaba tan desnutrida que sus huesos estaban cubiertos solo por piel.

Nadie sabe qué personas crueles la llevaron a ese estado, pero los activistas por los derechos de los animales descubrieron que la mantuvieron encerrada en una habitación durante mucho tiempo sin comida ni agua.

La perrita era una hembra y le pusieron el apodo de Barilla, haciendo una analogía con los espaguetis italianos debido a su extrema delgadez.

Y sus músculos, debido a la desnutrición, estaban prácticamente atrofiados; no podía caminar y se sostenía sobre sus patas con gran esfuerzo.

Sin embargo, el dueño del refugio, Eduardo Rodríguez, decidió encargarse del rescate del animal y proporcionarle a Barilla el cuidado adecuado.

Cuando llegó al refugio, apenas pesaba 7 kilos 200 gramos, y ahora pesa casi tres veces más.

Sin embargo, al principio, pocos creían en el resultado exitoso de su tratamiento, ya que solo podía menear débilmente su cola y apenas mover la cabeza.

Eduardo asegura que en sus años de práctica nunca había conocido a un perro en tan terrible condición y que simplemente no hubiera sobrevivido otra noche en la calle.

Al principio, Barilla comía con gran dificultad, pero después de un par de semanas, superó la etapa crítica de la enfermedad.

Ahora vive en la casa de su salvador y se ha hecho amiga de otros cinco perros suyos.

Calificar artículo
El Lindo Rincón
Añadir un comentario